Para pasar una temporada en Cataluña del Norte

La Cataluña francesa cubre la casi totalidad del departamento de los Pirineos Orientales. Conforme a la tradición se divide en seis regiones.

Roussillon

Esta ancha llanura está limitada por algunas barreras naturales: la cadena de los Corbières, al norte; la de los Pirineos, al sur; el macizo del Canigou, al oeste, y el mar Mediterráneo, al este.

Canigou

Perpignan

Palmeras, ladrillos rojos, estatuas de hierro forjado: la vieja capital de los reyes de Majorca (1276-1344) no ha perdido nada de su elegancia. La ciudad-jardín muestra en sus calles algunos bronces de Aristide Maillol (nacido en Bañuls) y acoge en septiembre el festival internacional de fotoperiodismo “Visa pour l’image”.

♦ El Castillet destaca sobre la parte baja de la ciudad y sus callejuelas. Sus dos torres del siglo XIV acogen la Casa Pairal, el Museo de Artes y Tradiciones Populares dedicado a la cultura catalana (fiestas, artesanado, vida cotidiana,…).

♦ Más al sur, la Loge de Mer y el ayuntamiento forman un notable conjunto de la época medieval, mientras que la catedral Saint-Jean-Baptiste ofrece uno de los mejores ejemplos de estilo gótico meridional. No hay que perserse los suntuosos retablos barrocos en el interior del edificio .

♦ Instalado en un hotel particular del siglo XVIII, el museo de Bellas Artes Hyacinthe Rigaud presenta algunas telas de este nativo del país, retratista atraído por Louis XIV. Se pueden ver también unas pinturas rupestres catalanas y unas pinturas modernas (Maillol, Picasso,…).

♦ Encerrado en la citadilla de Vauban, el palacio de los reyes de Mallorca, construido al final del siglo XIII , domina la parte alta de la ciudad. Situada alrededor de una corte central, las cuatro construcciones del edificio están guardadas por ocho torres, cuya torre Mayor está guarnecida por dos capillas góticas superpuestas.

Salses-le-Château

Obra maestra de la arquitectura militar del comienzo del siglo XV, su fortaleza de ladrillos rosas con su torreón medieval guardaba la frontera norte de la Cataluña. Con sus murallas de 10 metros de espesura y sus cortinas flanqueadas de torres cilíndricas, fue la primera obra del género adaptado a la artillería naciente.

La costa, de Port-Leucate hasta Cerbère

Dos rostros para el mismo litoral. Al norte, interminables playas bordeadas de establecimientos balnearios (Canet, Saint-Cyprien, Argèles…), paraíso de la ociosidad y de deportes náuticos. Al sur, la costa Vermelle, con sus calas rocosas, sus puertos de pesca encantadores y sus viñas de ladera. Son imperativas algunas paradas para los viajeros:

♦ Elne: a seis kilómetros de playa de Saint-Cyprien, la pequeña ciudad conserva unas bellas ruinas de las murallas y una joya: el claustro romano de la catedral Sainte-Eulalie-et-Sainte-Julie con el esplendido decoro esculpido. En el precio de la entrada está incluida la visita al museo Terrus, pintor local y amigo de Matisse.

♦ Reserva natural de Mas Larrieu: al norte de Argelès, de una parte a otra de la desembocadura del Tech, 145 hectáreas de arena y de cañas. Visitas guiadas “Au gré de l’eau” y “au fil des dunes”, los martes y los jueves por la mañana. Oficina de turismo de Argelès. Tel.: 0033 4 68 95 34 25/0033 4 68 81 15 85. www.argeles-sur-mer.com

Collioure: el florón de la costa Vermeille se enorgullece de su castillo real del siglo XV y de su iglesia Notre-Dame-des-Anges, con nueve retablos barrocos. El “camino del fauvismo” reúne a través las calles unas reproducciones de los cuadros puestos allí donde los maestros de este movimiento (Matisse, Derain) colocaron en su día sus caballetes.

Collioure

La bahía de Paulilles: al sur de Collioure, esta ensenada encantadora franjada de arena protege, en medio de una pineda, los viejos edificios de la primera dinamitaría de Francia, fundada en 1870. Estos acogen hoy día una exposición dedicada a la memoria obrera de este lugar (visitas guiadas gratuítas). Para máas información consulte el sitio Internet del Consejo General.

Aspres: al oeste de Perpignan, se encuentra esta región de colinas cubierta de alconorques que sirve como contrafuerte al macizo del Canigou. Entre sus tesoros están: la ciudad medieval de Thuir, el sitio de las impresionantes cavas Byrrh: ochocientos fueron de roble, y una estación de cargamento firmada por Gustavo Eiffel. Allí cerca, el priorato de Serrabonne (siglo XII ) revela, sobre la tribuna de su iglesia, un sorprendente bestiario romano esculpido en el mármol rosa: águilas, leones alados, grifones… Al noreste, los sitios geológicos de los Orgues de Ille-sur-Têt ofrecen un panorama único de los Pirineos.

♦ Fenouillèdes: aunque históricamente haya pertenecido a Occitania, esta microrregión atrancada entre Roussillon y Corbières es casi catalana, con sus campanarios romanos y sus espléndidas viñas. Se pueden descubrir: La “caune” d’Arago, una cueva donde fueron encontrados unos restos del hombre Tautavel, nuestro antepasado de 450 000 años. Una visita que se debe ultimar en el pueblo epónimo al museo de la Prehistoria y el lugar donde se encontraron los primeros habitantes de Europa. Las cuevas de ♦ ♦

♦ Galamus: unos acantilados vertiginosos cortados en la caliza por el río Agly.

♦ El retiro de Força Réal: de lo alto del pico rocoso donde se eleva el edificio, la vista se expande sobre la llanura de Roussillon hasta el mar.

♦ Vallespir: al sur del macizo del Canigou, esta región fronteriza se expande alrededor del valle del Tech que comprende desde las cumbres de lo Pirineos hasta la llanura de Roussillon.

♦ Céret: capital del Vallespir, está guardada por una construcción excepcional: el puente del Diablo, cuyo único arco de piedra de 45 metros de amplitud resiste desde el siglo XIV a la crecida del Tech. El museo de Artes Modernas, en el viejo convento de las Carmes, expone las obras de  aquellos artistas que pasaron una temporada en la ciudad: Picasso, Juan Gris, Braque, Dalí, Chagall…Arles-sur-Tech: renombrada por su sarcófago milagroso, la abadia Sainte-Marie preserva el primer claustro gótico de la Cataluña del norte (siglo XIII), así como uno de los mas viejos retratos esculpidos (1046). Las golas de La Fou, cercanas, parecen ser las más estrechas del mundo: paredes de 150 metros de altura, separadas por menos de un metro.

♦ Prats de Mollo: rodeada de murallas, su vieja ciudad medieval, caracterizada por sus callejuelas pavimentadas con guijarros, está dominada por el fuerte Lagarde. Este último fue construido por Vauban en el siglo XVII para controlar las nuevas fronteras del tratado de los Pirineos.

♦ Confluent: esta región bordea el valle del Têt, al norte del macizo del Canigou.

♦ Prades: guardada por el campanario romano de la iglesia Saint-Pierre, en la capital local se entremezclan casas entramadas de madera y fontanas de mármol rosa. Bajo el franquismo, el violonchelista y compositor catalán Pablo Casals (1876-1973) se refugió en la ciudad en 1939, antes de crear un festival de música de cámara. Hoy es uno de los músicos más prestigiosos de Francia (julio-agosto). www.prades-festival-casals.com

♦ Abadía de Saint-Michel-de Cuxa: a las puertas de Prades, se encuentra una de las joyas de la arquitectura religiosa catalana. Fundado en 974, el santuario prerromano fue dotado, en el siglo XI y XII, de un ambulatorio, sobre el modelo de las grandes iglesias de peregrinaje. Se añadió a continuación un claustro de mármol rosa del que subsisten dos galerías. El claustro rectangular, almenado y decorado de fajas lombardas es típico de la región.

♦ Villefranche-de-Conflent: con sus callejuelas bordadas de fachadas medievales, el pueblo está clasificado entre los más hermosos de Francia. Su fortaleza conserva una parte de las murallas del siglo XI y cuatro torres del siglo XIV. En el siglo XVII, Vauban la modernizó y añadió unos bastiones a las esquinas. ¡La arquitectura militar de Louis XIV edificó también, la fortaleza Libéria a la cual se accede con escaleras subterráneas de mil peldaños! El conjunto del sistema defensivo es parte de la red Vauban, inscrita al patrimonio mundial del UNESCO en 2008.

♦ Cerca se encuentran las cuevas de Grandes Canaletes, famosas por sus características calcáreas. Espectáculo de luces y sonido en julio y agosto, a las 7 de la tarde.

El tren amarillo: saliendo de Villefranche, llega a las mesetas de la Cerdaña cercana a través de maravillosos paisajes. 35 euros ida y vuelta.

♦ Abadía de Saint-Martin-Du-Canigou: una de las primeras abadías romanas, construida en el siglo XI al norte del Canigou, y rehabilitada desde e 1902. Elevada sobre un promontorio rocoso, a 1100 metros de altitud, domina unas impresionantes gargantas. La comunidad de religiosas de Béatitudes acogen la visita. Hay que ver: la iglesia alta, colocada sobre dos columnas monolíticas, y la tumba del fundador, Wilfredo II, un noble que alzó como conde de Cerdaña y del Confluent.

♦ El macizo del Canigou:  clasificado “gran sitio” desde el 1999, la montaña sagrada de los “catalanes franceses” está integrada en el parque natural regional de los Pirineos catalanes. Tres senderos pedestres se siguen en pendiente hacia su cumbre, el pico del Canigou (2784 metros): a partir de los Cortalets por el pico Joffre en dos horas y sin dificultades; por la cresta de Barbé y una escalera vertiginosas, pasando por el camino del Canigou (2 horas y 20); y por el camino de la parte meridional cogiendo el GR 10 (4 horas). Consultar la información metereológica antes de partir. ¡En los días despejados, se puede ver incluso Barcelona! Cerdaña: esta meseta boscosa rodeadas de montañas elevadas se extiende al oeste del Canigou. Ella está bordeada por el valle del Têt al norte y, al sur, por las fronteras españolas y andorranas.

♦ Fortaleza de Mont-Louis Situada a una altura de 1600 metros, al cruce con el Confluent, el Capcir y la Cerdaña, se trata de la fortaleza más alta de Francia, creada por Vauban después del tratado de los Pirineos en 1659. Grabadas en el patrimonio mundial, la ciudadela y la ciudad alta están encerradas entre murallas de granito atravesadas solamente por una puerta. El bastión meridional protege la primera cocina solar experimental en el mundo, construida en 1953.

♦ Font-Romeu: La centenaria estación de esquí es famosa por l’extension de sus pistas (58 kilómetros de esquí alpino, 110 kilómetros de esquí de fondo). También es conocida por su Hermitage, lugar de peregrinaje, el 8 de septiembre, homenaje a su estatua de la Virgen María en madera dorada, esculpida en el siglo XIII Muy cerca está la cocina solar de Odeillo, puesta en marcha en 1968, y la más grande del mundo, con 3000 metros cuadrados de espejos. Visitas guiadas organizada todo el año.

♦ Capcir: cubierto de forestas de pinos y rico de lagos, es la meseta más alta de los Pirineos, al norte de la Cerdaña: un paraíso para los senderistas y los amantes del esquí de fondo.

♦ El parque de animales de los Angles: en el seno de 37 hectáreas de foresta, presenta una fauna muy variada de los Pirineos: lobos, osos parados, muflones, íbices y otros gamos.

♦ El lago de Bouillouses: establecido en un decoro lunario, esta inmensa reserva de agua de 149 hectáreas está circundada de senderos de iniciación a la fauna y a la flora locales que conducen al pico Carlit, que a su vez reúne un conjunto de otros lagos pequeños.

♦ Pueblo de Formiguères: en el centro del parque natural regional de los Pirineos, este pueblo encantado protegía en el siglo XIII la residencia veraniega de los reyes de Mallorca, uno de los cuales sufría de asma. Casas de bellas montañas caracterizadas por techos de lanchas. No lejos, encontramos las cuevas de Fontrabiouse, descubiertas en 1958, que despegan unas suntuosas concreciones calcáreas.

Informacionas prácticas

Comité régional del turismo Languedoc-Roussillon: L’Acropole, 954, av. Jean-Mermoz, 34960 Montpellier. Tel. : 0033 4 67 20 02 20. www.sunfrance.com

Comité departamental del turismo de lo Pirineos Orientales: 16, avenue des Palmiers, 66005 Perpignan. Tel.: 0033 4 68 51 52 53. www.cdt-66.com

Estos dos organismos facilitan en sus sitios web mucha información sobre la Cataluña del Norte y un servicio de reservas de hoteles, casas rurales de Francia, campings, alquiler, estancias a tema, etc.